Horacio y Maga

Horacio y Maga

Se llegó así a saber que la Maga esperaba verdaderamente que Horacio la matara, y que esa muerte debía ser de fénix, el ingreso al concilio de los filósofos, es decir a las charlas del Club de la Serpiente: la Maga quería aprender, quería ins-truir-se. Horacio era exaltado, llamado, concitado a la función del sacrificador lustral, y puesto que casi nunca se alcanzaban porque en pleno diálogo eran tan distintos y andaban por tan opuestas cosas ( y eso ella lo sabía, lo comprendía muy bien), entonces la única posibilidad de encuentro estaba en que Horacio la matara en el amor donde ella podía conseguir encontrarse con él, en el cielo de los cuartos de hotel se enfrentaban iguales y desnudos y allí podía consumarse la resurrección de fénix después que él la hubiera estrangulado deliciosamente, dejándole caer un hilo de baba  en la boca abierta, mirándola estático como si empezara a reconocerla, a hacerla de verdad suya, a traerla de su lado.

*Muchas gracias por descubrirme esta historia; a lo mejor Maga y Horacio pueden en realidad estar más cerca de lo que creen. Horacio no sabe que Maga le busca para dar una caminata por París en busca del cielo. La mañana en que Oliveira acarició su mano y durmieron abrazados fue el mejor momento en el sueño de la Maga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s